Imprimir esta página

Reynaldo Bignone 1982 - 1983

Reynaldo Benito Antonio Bignone (nacido en Morón, Argentina, el 21 de enero de 1928) es un ex militar argentino que fue presidente (de facto) de Argentina entre el 1 de julio de 1982 y el 10 de diciembre de 1983, dependiente de la última Junta militar de la dictadura autodenominada Proceso de Reorganización Nacional. Fue el único presidente de facto del Proceso que no integró la junta militar que tenía el mando supremo.

El 10 de diciembre de 1983 le entregó el mando al Presidente Raúl Ricardo Alfonsín, ganador de las elecciones democráticas realizadas dos meses antes. Bignone estuvo a cargo de la transición hacia la democracia tras la derrota de su predecesor, Leopoldo Galtieri, en la guerra de Malvinas. Es el último dictador de la historia argentina.

En el año 2011 fue condenado por la justicia argentina a la pena de prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos durante el tiempo que ocupó el poder.

Bignone nació en Morón, provincia de Buenos Aires. Ingresó en el arma de Infantería del ejército a los 19 años de edad. Estudió en la Escuela Superior de Guerra y en la España de Franco antes de ser nombrado jefe del VI Regimiento de Infantería en 1964. En la promoción de 1975 que elevó a Jorge Rafael Videla a comandante en jefe de las fuerzas armadas, fue nombrado secretario del Estado Mayor del Ejército.

Participó activamente en el derrocamiento de María Estela Martínez de Perón, y en las operaciones del Terrorismo de Estado. Poco después de la imposición del régimen militar, ocupó el hospital Alejandro Posadas, que se convertiría en un campo de concentración durante el régimen. Fue luego nombrado jefe del Área 480 del campo de detenidos de Campo de Mayo. En 1980 pasó a estar a cargo de los Institutos Militares.

Tras la caída de Videla en 1981, con el rango de General de División, pidió su pase a retiro. Su distancia con las cúpulas militares posteriores, durante los gobiernos de Viola y Galtieri, lo hizo un candidato ideal para asumir la Presidencia tras la decisión del ejército de responsabilizarse de la conducción política; el conflicto con los titulares de las dos fuerzas restantes, Jorge Isaac Anaya y Basilio Lami Dozo, que habían tomado la decisión de retirarse de la junta militar, imponía una renovación, y para ello fue electo el general Bignone.

Presidencia

Pese a la intención del Comandante en Jefe del Ejército, Teniente General Cristino Nicolaides, de demorar lo máximo posible la entrega del poder, Bignone anunció ya en su primer discurso público que su intención era convocar a elecciones para comienzos de 1984.

El proceso de retorno de la democracia, sin embargo, se vio acelerado por la catastrófica situación económica y política, además de la derrota ante los británicos en la guerra de las Malvinas de 1982. José Dagnino Pastore, ministro de Economía de Bignone, declaró el "estado de emergencia" frente a los cierres de fábricas, la inflación —que superaría el 200% en el año— y la constante devaluación de la moneda.

Las presiones políticas, al mismo tiempo, se incrementaron; la junta multisectorial fundada por Ricardo Balbín y liderada por Raúl Alfonsín, intentaba lograr una entrega anticipada e incondicional del poder. Las entidades de derechos humanos, encabezadas por Adolfo Pérez Esquivel, intensificaban la campaña para el esclarecimiento del paradero de los desaparecidos, mientras los reclamos de otros países por desaparecidos extranjeros llegaban por vía diplomática.
El 16 de diciembre una manifestación masiva, convocada por la junta multisectorial, fue reprimida por la policía, causando la muerte de un manifestante.

Al mismo tiempo, los cuestionamientos de la Armada y la Fuerza Aérea llevaron al Ejército a nombrar al Teniente General (R) Benjamín Rattenbach para investigar las responsabilidades de la anterior Junta Militar de Gobierno durante la guerra de Malvinas.

El 28 de abril de 1983, tras haberse fijado la fecha de las elecciones para octubre, Bignone dictó el decreto 2726/83, ordenando la destrucción de la documentación existente sobre la detención, tortura y asesinato de los desaparecidos, así como del Documento Final sobre la Lucha contra la Subversión y el Terrorismo que dictamina la muerte de los desaparecidos.

El 23 de septiembre avanzaría en el proceso de eliminación de los antecedentes del gobierno dictando la ley 22.924, llamada de Amnistía, "Autoamnistía" o de Pacificación Nacional para los miembros de las fuerzas armadas sobre todos los actos cometidos en la guerra contra la subversión. El Congreso declararía luego la nulidad de esta ley, pero la pérdida de los registros fue irreparable. Los descubrimientos en la Base Naval Almirante Zar, en 2006, de espionaje a civiles, revela que algunos archivos que dicen haberse destruido, siguen existiendo.

Sucesos ocurridos después de su gobierno

El 30 de octubre se celebraron finalmente elecciones, en las que resultó triunfador Alfonsín, el candidato de la Unión Cívica Radical, con el 52% de los votos. Tras la constitución del nuevo Congreso el 29 de noviembre y la asunción de Alfonsín el 10 de diciembre, Bignone sería juzgado por el tribunal convocado para dictaminar la responsabilidad de las juntas militares. Se le imputaron secuestros, torturas y asesinatos cometidos durante su comandancia del campo de concentración de Campo de Mayo y antes de dictarse condena fue liberado debido a las leyes de Punto Final y Obediencia Debida en 1986.

Igualmente fue juzgado por la destrucción de documentos de la represión antes de terminar su último gobierno de facto, permanecía detenido en julio de 1989 y fue indultado por Menem en octubre de ese año.

En 1999, tras la reapertura de las causas por secuestro de menores, Bignone fue puesto de nuevo a disposición de la justicia. Debido a su avanzada edad, se le concedió el beneficio del arresto domiciliario.

Juicio y posterior condena

En enero de 2009 se anunció el inicio de un juicio oral en su contra, por el secuestro, tortura y desaparición de empleados del Hospital Posadas, situado en El Palomar, Buenos Aires.

El 20 de abril de 2010, a sus 82 años, Bignone fue condenado a 25 años de prisión por el Tribunal Oral Federal I quién lo halló coautor penalmente responsable de 56 casos de allanamiento ilegal, robo agravado, privación ilegítima de la libertad e imposición de tormentos cometidos en el centro de torturas y exterminio que funcionó en el complejo militar de Campo de Mayo En la misma sentencia fue revocada su prisión domiciliaria.

En su defensa Bignone empleó expresiones equiparables a otras emitidas por sectores partidarios de la última dictadura militar argentina:

«35 años más tarde, quienes se atribuyen ser herederos de los principios y doctrinas se arrogan el derecho de pretender hacer justicia vulnerando los más claros postulados de la justicia penal para juzgar y condenar a quienes nos tocó cumplir con aquellos claros propósitos»
También justificó la represión ilegal contra las organizaciones guerrilleras izquierdistas durante el Terrorismo de Estado», afirmando entre otras cosas que:

«La lucha contra el terrorismo en los '60 y en los '70 se trató de una guerra contra integrantes de grupos subversivos que no eran ni demasiado jóvenes ni idealistas» «su ideal era la toma del poder por la fuerza subversiva»

«Se nos tilda de genocidas y represores. Lo de genocida no resiste el menor análisis, lo ocurrido en nuestro país no se adapta a lo más mínimo al concepto internacional de genocidio» " «Acá no hubo más de 8 mil desaparecidos, cifra que no es superior a las cifras de la inseguridad actual»

«Se machaca con que hay 30 mil desaparecidos. Jamás se mostró la veracidad de esta cifra. No niego que la desaparición de personas sea delito en paz, en tiempos de guerra tiene otra clasificación. Nunca se demostró que en 10 años de guerra fueron más de ocho mil. Se baraja la cifra de bebés desaparecidos; resulta sensible e impactante. Pero de esas desapariciones ninguna figura el poder militar. En todos los casos son dichos por terceros»

El 14 de abril de 2011, Bignone fue condenado por el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín a la pena de reclusión perpetua, de cumplimiento en cárcel común, por diversos delitos de lesa humanidad.


 

La batalla entre el bien y el mal se combate en los corazones, no en los gobiernos

 

Mensaje de la Santísima Virgen - 16 de Marzo de 1995
Rosario de los Jueves

 

La Santísima Virgen está aquí como Nuestra Señora de Guadalupe;  Su Corazón está expuesto y está flotando sobre una nube rosa.  Dice:  “Recen Conmigo ahora pidiendo que más corazones elijan el Amor Santo.” 

Rezamos.  “Queridos hijos, por favor comprendan que la batalla entre el bien y el mal se combate en los corazones, no en los gobiernos.  La victoria se gana en los corazones que aman, la derrota está en los corazones que no eligen amar. 

Satanás está tratando de impedir que recen porque él sabe que el arma más poderosa es el Rosario cuando se reza con amor en sus corazones. 

No dejen que Satanás los desaliente ni los distraiga.  Yo los llamo a la oración, queridos hijos Míos, para que podamos triunfar sobre todo mal. 

Esta noche les imparto Mi Bendición del Amor Santo, la cual les permitirá vivir en esta virtud.  Es una bendición especial que ustedes pueden compartir con todos los que se encuentren.”

www.amorsanto.com

Info adicional

  • Fin de mandato: Concluye